Ronnie Evangelista

Cuando te encanta comer, te apasiona cocinar y, probar toda clase de alimentos. Así empieza mi vida de cocinero.Recuerdo que de niño, en el pequeño restaurante de mi madre, cocinábamos juntos, preparábamos platos sencillos pero, que gustaban a los clientes. Así empecé en la cocina.Cuando llegué a Barcelona, poco a poco me introduje en el mundo culinario, trabajando en diferentes restaurantes, conociendo la cocina tradicional, aprendiendo diversas técnicas y, conociendo nuevos sabores.Jugando con diversos sabores y texturas, me doy cuenta que la cocina se convierte en algo más… El chef Borja y, su segunda mano, Javi me han abierto los ojos. Su pasión y su amor por la cocina me hicieron diferente. Y, ahora su sueño es también el mío.